Varios

Bancos de madera

Bancos de madera


Introducción

Podemos decir que los bancos de madera representan un poco el banco tradicional, ya que se utiliza un material natural que está en perfecta armonía con la naturaleza circundante.


Coloración y barnizado natural

Dependiendo del tipo de madera utilizada, el banco adquiere un color diferente; por lo general, la madera se deja en su estado natural, para evitar que el uso de pinturas cubra la veta original. Si, por el contrario, desea tener un banco de madera cuyo material sea especialmente brillante, debe elegir una madera lacada o esmaltada; de esta forma, además, es posible dar a los bancos cualquier tipo de color. Es raro ver bancos de madera coloreados, ya que en este caso crean una imagen demasiado viva. Sin embargo, es una elección que debe corresponder a los gustos del cliente, y el mercado ofrece muchas soluciones precisamente porque los gustos son muy diferentes.


Las ventajas del material

La transpiración natural de la madera se produce mediante el uso de impregnantes naturales a base de agua, que hacen que la madera sea hidrófuga sin dañarla en absoluto. La madera también se utiliza por su alto grado de resistencia al desgaste: no requiere ninguna atención especial a lo largo del tiempo y siempre se trata de forma que el agua de lluvia se deslice sobre ella y por tanto no la dañe.


Procesamiento y tipos de madera utilizados

La bancos de madera pueden tener una estructura más o menos masiva; esto depende mucho de cómo se procesó la madera. El banco de madera está compuesto por un asiento, un respaldo y una estructura de soporte que también puede ser de madera o metal. La madera de pino le da al banco un color muy claro, mientras que otras maderas, como la teca, le dan un aspecto diferente. Los bancos de madera también se pueden hacer a mano; concretamente, si la conformación de las patas es particular debe hacerse necesariamente a mano, pero en cualquier caso el banco también se puede vender en tiendas de muebles de exterior, junto con un kit de fácil montaje. Siguiendo las instrucciones, mediante el uso de simples pernos, el banco de madera se ensambla rápidamente, dando al jardín un aspecto renovado. El procesamiento manual de la madera para hacer los bancos se nota sobre todo por el grosor de la madera en sí, que sigue siendo bastante robusta en su estructura en comparación con un procesamiento industrial. El costo de este tipo de bancos es bastante elevado, pero aún tienes el privilegio de tener un banco hecho íntegramente a mano, lo que garantiza calidad y durabilidad en el tiempo.


Estructura típica

Refiriéndonos específicamente a la estructura de un banco de madera, podemos decir que el respaldo, así como el asiento, suelen estar realizados con listones de madera colocados en vertical u horizontal. La altura del respaldo es variable así como el ancho del asiento, pudiendo también tener dos apoyabrazos. Tanto en el caso de la estructura portante de madera como en el caso en el que se utilice una estructura metálica, no es necesario que el banco esté fijado al suelo, ya que su peso lo hace ya bastante estable.


Madera y otros materiales

Además, la madera es un material que también permite combinaciones inusuales, por ejemplo con hierro forjado o piedra, para crear bancos de madera modernos. El estilo se innova porque la estructura de soporte del banco es de piedra o granito, muchas veces incluso sin respaldo, como si fuera un banco. Los bancos de madera especialmente diseñados son solicitados a menudo por quienes desean amueblar su jardín siguiendo un estilo bastante riguroso: formas inusuales, donde, sin embargo, la particularidad de la estructura deja intacta la función del banco en sí. La superficie de la madera también se puede proteger mediante pinturas naturales que aún dejan intacta la belleza del material utilizado.


Ubicación e integración con otros elementos del jardín

El banco de madera, en un jardín, se puede colocar en cualquier lugar; Por lo general, si el jardín es muy grande, se compran más bancos, que seguramente se colocarán en los puntos que den una mejor vista de la vegetación. El banco de madera se convierte así en un lugar cómodo para descansar, admirar la naturaleza o charlar con los amigos, y si parece incómodo, nada te impide utilizar cojines. Al ser un mueble de jardín bastante clásico, la compra es duradera y se puede combinar fácilmente con otros muebles de jardín fabricados con diferentes materiales.


Elección del modelo más adecuado

Aunque a simple vista todos los bancos de madera pueden parecer iguales, en realidad no es así, porque cada modelo tiene un detalle que hace que ese banco sea único. Así que preste atención a estas precauciones, si desea comprar un banco de madera realmente inusual, que puede atraer la atención de quienes verán su jardín. Para hacerte una idea más clara, no te apresures en tu elección, consulta también las webs de los propios fabricantes para estar informado de las últimas novedades.


Muebles de jardín: bancos de madera

El diseño de un banco de madera es el más extendido; por sus características, la madera se encuentra entre los materiales más utilizados para la producción de muebles de jardín y también entre los más elegidos para la compra.

Por sus características particulares, la madera siempre ha sido un material muy apreciado y utilizado en diversas aplicaciones, para la construcción de casas, muebles, herramientas, vehículos y varios otros productos.

Por su solidez es el material elegido para la construcción de embarcaciones y veleros.

El hallazgo de la materia prima, sin embargo, en los últimos años, dada la barbarie que ha provocado la deforestación de algunas zonas, se ha vuelto muy diferente.

Por eso, incluso para la producción de muebles, la producción se está moviendo hacia materiales mixtos que integran la solidez de la madera con la protección del medio ambiente.




Video: Mesa banco plegable